Selección del SAI

Selección del SAI

Existen tres tecnologías en Sistemas de Alimentación Ininterrumpida: OFF-LINE, LINE-INTERACTIVE y ON-LINE. Vamos a ver cómo funciona cada una de ellas.

OFF-LINE
Esta tecnología ofrece una solución a bajo precio, puede utilizarse en zonas con pocas perturbaciones eléctricas y redes de buena calidad. Sus ventajas son económicas y su aplicación más frecuente es para ordenadores personales. Esquema general:
Con la tecnología OFF-LINE los equipos informáticos están alimentados por la red eléctrica. En caso de corte o variaciones de tensión, el SAI pasa a funcionar con su propia batería, transfiriendo la carga a la salida del inversor.
LINE-INTERACTIVE
Su funcionamiento, más perfeccionado que el OFF-LINE, está controlado por microprocesador, permite vigilar las variaciones de la red en ± 15% y regula su tensión de salida efecto llamado Booster. De esta manera evita la descarga de la batería en caso de subida o bajada de la tensión de red. Su precio es competitivo y permite proteger desde ordenadores personales hasta servidores con pequeñas redes informáticas, despachos, oficinas, etc.. Esquema general:
ON-LINE DOBLE CONVERSION
Esta tecnología ofrece una solución total y protege la red informática de cualquier perturbación de la red eléctrica. Sus aplicaciones son todas las instalaciones informáticas, críticas e imprescindibles para las empresas (redes de datos, servidores, telecomunicaciones, industria, etc). Esquema general:
Su funcionamiento, de gran fiabilidad, consiste en transformar a través de su rectificador la tensión de red, en tensión continua y alimentar un inversor y una batería. El inversor, genera una tensión alterna senoidal disponible permanentemente a la salida del equipo a través de un transformador de aislamiento. Si se produce alguna perturbación en la red, la batería alimenta el inversor, protegiendo así la informática en todas las perturbaciones existentes en la red. Un sistema de Bypass sin corte integrado en el equipo SAI, hace la alimentación aún más segura, permite que en caso de sobrecarga o cualquier incidencia, se conecte directamente la red a la salida, sin originar alteración alguna en la carga crítica.
Determinación de la potencia
Para determinar la potencia necesaria del Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI) será suficiente con sumar las potencias de cada punto a proteger.