Principales tipos de baterías en el mercado

Principales tipos de baterías en el mercado

Una batería no es nada más que un componente que almacena electricidad para poderla dar cuando sea necesaria. Estos componentes han experimentado una gran evolución a partir de los años 90 gracias a su utilización en telefonía móvil y en informática portátil. Esta evolución continuará de manera imparable, probablemente gracias a la industria del transporte, principalmente del automóvil.

El transporte ha funcionado durante todo el siglo XX con combustibles fósiles (hidrocarburos, gasolina y gasóleo principalmente), pero el agotamiento de estas fuentes de energía hace que la industria se mueva hacia la electrificación de los automóviles.

Todo este desarrollo hace que las baterías, cada vez puedan almacenar más energía con menos espacio y a un coste inferior. Por lo tanto el desarrollo va encarado a este dos aspectos: más energía por espacio/peso y menos coste de fabricación.

Los principales tipos de baterias que encontramos son: Plomo-ácido, níquel-cadmio, níquel-hidruro metálico, iones de litio, polímero de litio y cebra. Vamos a explicarlas un poco.

Baterias de plomo-ácido

Las baterías de plomo son las que hace más años que se utilizan. Tienen una baja relación entre el peso que ocupan y la energía que almacenan, pero lo compensan, con que duran mucho tiempo y tienen un precio relativamente económico.

Desde el punto de vista medioambiental, a pesar de ser el plomo un material pesado, es reciclan hasta el 90% de su contenido.

Tienen un período de recarga que puede durar entre 8 a 10 h.

Son muy utilizadas como baterías por los coches, camiones y también para baterías de tracción como son los traspalets, apiladores, retráctiles, carretillas elevadoras.

 

Baterias Níquel-cadmio

A pesar de que hace michos años que se descubrieron, su coste hizo esperar su utilización.

Constan de un ánodo de níquel y un cátodo de Cadmio. Al ser el cadmio un metal pesado y muy tóxico, es prohibieron a la Unión Europea a partir del 2004.

Tenía la ventaja de su gran duración, unas 1.500 recargas, pero tenían otros inconvenientes, como por ejemplo una baja capacidad energética por unidad de peso y que sufren el efecto memoria.

 

Baterias Níquel-hidruro metálico

Las baterías de níquel-hidruro metalico, fueron creadas a los años 70, pero se introdujeron recientemente en el mercado, para sustituir las de *Niquel y Cadmio, que cómo hemos dicho están prohibidas a la Unión Europea.

Tienen mas capacidad de almacenamiento por unidad de peso respeto las baterías de plomo, pero continúan tengan el problema del efecto memoria.

Aún así han sido de las más utilizadas por los coches hibridos, puesto que dan muy buenos resultados.

 

Baterias de litio-ion

A pesar de ser un tipo de baterías que es conoce desde 1960, su desarrollo es debido a la telefonía móvil, puesto que consiguen almacenar mucha energía.

A diferencia de las anteriores no sufre del efecto memoria, ni tiene una gran pérdida de capacidad por el efecto de no utilizarse. Estas dos características hace que se haya incrementado su uso en aparatos portátiles, teléfonos, ordenadores portátiles, etc.

No todo pueden ser ventajas, es decir, también hay inconvenientes. Uno de ellos se que se sobrecalientan, además de ser un poco caras de momento, pero como toda tecnología su precio tiende a bajar.

 

Baterias litio-Polimero

Empezó a producirse aproximadamente sobre el 2006, por lo tanto todavía se encuentran en desarrollo.

Es una variante de las baterías de litio-ión, a las que se ha cambiado el electrólito por un polímero, que puede estar en estado sólido o gelatinoso, lo que permite dar formas a gusto del fabricante.

Esta particularidad, hace que los fabricantes de móviles estén muy interesados puesto que les permite más libertad en el momento de diseñar su móvil.

Otra ventaja es que tienen una densidad de almacenamiento más alta, por el mismo peso pueden almacenar prácticamente el doble de energía.

Como inconvenientes tenemos que se vuelven inestables si las sobrecargamos, del mismo modo que si se descargan por debajo de un valor determinado.

 

Baterias Zebra

Su electrólito, necesita estar a altas temperaturas, unos 250º a 350º C, por lo tanto se tienen que aislar del exterior, para evitar pérdidas de energía, se aíslan al vacío.

Tiene una capacidad de almacenamiento similar a la de las baterías de Iones de Litio, pero con la ventaja que pueden trabajar en altas tensiones, hasta 600V, o bien almacenar grandes cantidades de energía.

El número de ciclos de las baterías se de unos 1000 . Pero se puede cargar hasta su 50% con poco tiempo unos 30 min.

De momento han pocas fábricas, hay alguna en Suiza.

 

Tabla comparativa
Tipo de baterias recargablesEnergia (Wh/kg)Energia/volumen (Wh/l)Potencia/Peso (W/Kg)Número de ciclosEficiencia energética %
Zebra (NaNiCl)1253001.00092,5
Polimero de litio200300>30001.00090,0
Iones de litio1252701.8001.00090,0
Niquel hidruro-metál·lico (NiMH)70140-300250-1.0001.35070,0
Niquel cadmio (NiCd)6050-1501501.35072,5
Plomo acido4060-7518050082,5

Para más información sobre las baterias o para comprar alguna de ellas porfavor contactar con renobat.