¿Por qué debemos instalar un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI)?

¿Por qué debemos instalar un Sistema de Alimentación Ininterrumpida (SAI)?

El hecho de instalar un SAI o UPS nace de la necesidad de trabajar con cierto grado de protección ante variaciones en el suministro eléctrico que permitan salvaguardar la información de nuestros trabajos y equipos informáticos con garantías.

Costes derivados de fallos en el suministro eléctrico

El 50% de los problemas ocasionados en los equipos eléctricos e informáticos y las pérdidas de información son debidos a interrupciones y perturbaciones en el  suministro de la RED eléctrica y esto supone unas perdidas en el mundo de  aproximadamente 26 Billones de Euros.

Según un estudio del National Power Quality Laboratory cada año se producen  aproximadamente en un edificio de oficinas de cualquier ciudad del mundo unos 36  Picos de Tensión, 264 Bajadas de Red, 128 Sobre voltajes o subidas de tensión 289  microcortes menores a 4 milisegundos y aproximadamente entre 5 a 15 apagones de Red mayores a 10 segundos. Realmente de cada 100 perturbaciones 40 causaron pérdidas de datos ó incidencias en las cargas conectadas.

Además del tema puramente económico un mal suministro de energía eléctrica, debido a fenómenos naturales, perturbaciones en la línea eléctrica, etc. afecta a la productividad de las empresas, ya que alteran gravemente el ritmo de trabajo y pueden dar al traste con grandes cantidades de dinero en materiales y software.

 

Problemas asociados a la inexistencia de protección

Los cortes o fallos en el suministro eléctrico producen en nuestro sistema informático:

  1. Destruyen la información: Una variación en el flujo de energía eléctrica puede dañar datos confidenciales, documentos de operación diaria, estadísticas e información financiera.
  1. Dañan las infraestructuras: Cada variación en el voltaje va disminuyendo la vida útil de: ordenadores personales, servidores, controles de máquinas, estaciones de trabajo y redes informáticas entre otros.
  2. Generan estrés: Las constantes interrupciones en la continuidad laboral y consecuente caída de productividad genera estrés y desmotivación en los recursos humanos.
  1. Afecta a la productividad: Las interrupciones de operación de las compañías afectan la productividad y la generación de ingresos.
  1. Generan pérdidas: Los problemas eléctricos interrumpen la continuidad de operación, ocasionando importantes pérdidas en las empresas.

Así bien, si sumamos todos estos costes dentro de nuestra empresa y estos son más elevados que el precio de un SAI, sin duda debemos adquirir uno. Visita nuestra tienda on-line  contacta con nuestros técnicospara que puedan asesorar de cúal es el más adecuado para usted.