La desulfatación de baterías

La desulfatación de baterías

Durante muchos años se han utilizado dispositivos de pulsos, aditivos, cargadores especiales para recuperar las baterías, todo ello la industria de las baterías lo ha rechazado. Las pruebas científicas que prueban la mejora de la batería siempre han invalidado estos sistemas.

 

El proceso de desulfatación de baterías que utilizamos en renobat es totalmente aceptado por la comunidad científica ya que, desde la evaluación de la batería hasta su conclusión, todos sus procedimientos están basados en hechos científicos que lo corroboran. La base de todo es la medida de la impedancia de las celdas de la batería, es decir, la resistencia interna, ya que a medida que la impedancia aumenta el rendimiento de la batería disminuye. Cuando eliminamos la sulfatación de la batería hacemos que la impedancia disminuya provocando así que su capacidad aumente y, por tanto, su vida útil también.

A medida que aumenta los ciclos de la batería, el sulfato se va acumulando en las placas formando una capa resistiva. La formación de esta placa provoca que el tiempo de carga aumente en un 10-15% y que la capacidad de la batería disminuya haciendo que se tenga que cambiar prematuramente aquella batería.Según el Consejo Internacional de Baterías, el 70% de las baterías muere prematuramente a causa de la sulfatación.

renobat utiliza unos desulfatadores capaces de deshacer el sulfato de las placas y que permiten llevar a cabo la desulfatacion de las baterías en casa del cliente en menos de una hora. Analizando ciertos parámetros de la batería, entre ellos la impedancia, nos permite determinar el sulfato acumulado en las placas, aplicar el tiempo de tratamiento adecuado y, finalmente, que el sulfato se disuelva. Con ello hacemos que la batería alargue la vida y disminuimos el tiempo y el número de cargas lo cual implicará un ahorro económico. Además detectamos anomalías que más adelante provocarán costosas reparaciones o cambios de batería.

renobat utiliza unas máquinas de última generación que permiten llevar a cabo todos los procedimientos sin tener que hacer inversión en local físico y, además, el cliente se ahorra los gastos de transporte de la batería. Muchos otros modelos de negocio no tienen estos dos aspectos en consideración que hacen de renobat un negocio interesante tanto para los empresarios como para los que quieren iniciar un negocio de este tipo.

En tiempos económicos difíciles las empresas buscan ahorrar dinero aumentando la eficiencia de los procesos. El equipo de renobat utiliza por primera vez un sistema económicamente viable que permite desulfatar baterías de todo tipo (carretillas elevadoras, coches de golf, camiones, coches) de manera económica, rápida, eficiente y en casa del cliente.