Elección de un SAI 1

Elección de un SAI 1

A la hora de seleccionar un SAI deberemos elegir de entre los numerosos modelos que ofertan las distintas empresas especializadas en SAI, como es el caso de renobat®.

Según el grado de protección que deseemos deberemos optar por un equipo de escala básica, media o alta.

Para ello los técnicos de renobat sopesan previamente:

  1. los problemas eléctricos a los que estemos expuestos como proximidad de zonas industriales donde se puedan generar cortes o ruido eléctrico o aquéllas que estén continuamente azotadas por tormentas u otros fenómenos meteorológicos o naturales.
  2. La autonomía. La autonomía es el periodo de tiempo durante el cual el SAI puede alimentar a las cargas conectadas a él en condiciones de total ausencia de Red eléctrica. Normalmente viene expresada en minutos y sólo se debe de tener en cuenta que porcentaje de carga conectada especifica el fabricante ya que en algunos casos la autonomía va dirigida para el 50 % de la carga conectada.

La autonomía del equipo vendrá referida a la carga que se le aplique en cada momento; por ejemplo: A un equipo de 1000 Va con 10′ de autonomía si le aplicamos 700 Va de carga nos dará de 12 a 15 minutos, mientras que si sólo aplicamos 500 Va nos dará sobre los 20′ minutos, con lo que siempre es aconsejable saber cuál es el programa que más tiempo necesita para cerrarse y a partir de ahí comprobar las tablas de autonomías de los equipos en los folletos explicativos.

  1. El consumo del equipo a proteger. El equipo elegido debe ser capaz de alimentar a nuestro equipo, por lo cual, debemos conocer su consumo. Normalmente detrás de los equipos que queremos conectar existe una etiqueta con las características de los mismos, indicando: A, VA, ó W. VAi ó Vapc, VA y W son medidas de potencia, pero con conceptos diferentes:

– VA es la unidad de Potencia Aparente, normalmente el factor de potencia (coseno φ )

es de 0.7 ó 0.75

– Watios es la unidad de Potencia Real (coseno φ de 1).

– La denominación VAi ó VApc es también la llamada potencia Italiana por ser en este país, donde surgió la 1ª vez.

 

Protección de una red

Si en lugar de elegir un SAI que proteja nuestro equipo informático deseamos un sistema para proteger una red tenemos las siguientes opciones:

  1. Proteger el Servidor y el resto de los equipos con un sólo SAI.
  2. Un SAI central para la protección del Servidor y las estaciones de trabajo juntas con otro SAI.
  3. Múltiples SAI’s para el Servidor y para las estaciones de trabajo.

La opción más óptima será determinada por la proximidad del Servidor/es con el resto de equipos, o bien si ya se dispone de una línea específica para SAI, en cualquier caso, la mejor solución / precio prestaciones es la de un SAI central unificado.

SNMP

SNMP significa “Protocolo de Gestión Simple de la Red” y es un lenguaje estándar que hace posible que diferentes componentes de la red puedan ser dirigidos centralmente entre ellos uno ó varios SAI’s dentro de una misma red. Casi todos los SAI’s disponen de salida RS-232 para conectarse y poder comunicarse con el ordenador y algunos disponen de opción SNMP.

Lo recomendable es que todos estos parámetros sean analizados por una empresa especialista en SAI como es el caso de renobat®