Costes derivados de fallos en el suministro eléctrico, si no disponemos de SAI

Costes derivados de fallos en el suministro eléctrico, si no disponemos de SAI

Tal como ha destacado renobat® en diversos artículos la difusión de los sistemas SAI, cada vez más tenemos una mayor dependencia de la energía eléctrica y de la necesidad de proteger equipos sofisticados, datos y procesos de importancia crucial para las empresas.

La electrónica de potencia está comprometida con el diseño y el desarrollo de SAI estáticos, con prestaciones cada vez más elevadas que permiten un adecuado ahorro energético con un menor impacto ambiental.

Costes derivados de fallos en el suministro eléctrico

El hecho de instalar un SAI o UPS nace de la necesidad de trabajar con cierto grado de protección ante variaciones en el suministro eléctrico que permitan salvaguardar la información de nuestros trabajos y equipos informáticos con garantías.

El 50% de los problemas ocasionados en los equipos eléctricos e informáticos y las pérdidas de información son debidos a interrupciones y perturbaciones en el suministro de la RED eléctrica y esto supone unas perdidas en el mundo de aproximadamente 26 Billones de dólares.

Según un estudio del National Power Quality Laboratory cada año se producen aproximadamente en un edificio de oficinas de cualquier ciudad del mundo unos 36 Picos de Tensión, 264 Bajadas de Red, 128 Sobre-voltajes o subidas de tensión 289 Micro cortes menores a 4 milisegundos y aproximadamente entre 5 a 15 apagones de Red, mayores a 10 segundos. Realmente de cada 100 perturbaciones 40 causaron pérdidas de datos o incidencias en las cargas conectadas.

Además del tema puramente económico un mal suministro de energía eléctrica, debido a fenómenos naturales, perturbaciones en la línea eléctrica, etc afecta a la productividad de las empresas, ya que alteran gravemente el ritmo de trabajo y pueden dar al traste con grandes cantidades de dinero en materiales y software.

Problemas asociados a la inexistencia de protección

Los cortes o fallos en el suministro eléctrico producen en nuestro sistema informático:

1º.- Destrucción de la información: Una variación en el flujo de energía eléctrica puede dañar datos confidenciales, documentos de operación diaria, estadísticas e información financiera.

2º.- Daños en las infraestructuras: Cada variación en el voltaje va disminuyendo la vida útil de: ordenadores personales, servidores, controles de máquinas, estaciones de trabajo y redes informáticas entre otros.

3º.- Generan estrés: Las constantes interrupciones en la continuidad laboral y consecuente caída de productividad genera estrés y desmotivación en los recursos humanos.

4º.- Afectan a la productividad: Las interrupciones de operación de las compañías afectan la productividad y la generación de ingresos.

5º.- Generan pérdidas: Los problemas eléctricos interrumpen la continuidad de operación, ocasionando importantes pérdidas en las empresas.

Este artículo es una primera aproximación, que renobat pone a disposición de sus lectores, de los costes que conlleva no disponer del SAI adecuado recomendado por los técnicos de  renobat   y la enumeración genérica de los problemas derivados de la inexistencia de protección de un SAI. En los próximos artículos estudiaremos con más detalle las incidencias que la electricidad tiene sobre nuestros equipos sin la protección adecuada de SAI.