Compartir el coche en Madrid y Bilbao

Compartir el coche en Madrid y Bilbao

En tiempos de crisis nace Bluemove, una empresa de carsharing que se funda en 2010 con la intención de convertirse en la mejor alternativa para particulares y empresas de conseguir ahorro y sostenibilidad en sus desplazamientos sin sacrificar, en ningún caso, su comodidad.

Su misión es mejorar la movilidad urbana para que sea más eficiente, menos contaminante y se disminuya el número de coches privados.

Los usuarios disponen en exclusiva de una red de coches a los que acceden con una simple tarjeta cuando quieren y el tiempo que quieren durante las 24 horas del día. Sólo pagan por lo que usan, mientras que Bluemove se encarga del mantenimiento, aparcamiento, gasolina y trámites para que sus clientes se dediquen en exclusiva a lo realmente es importante: conducir.
Actualmente Bluemove cuenta con una flota de 40 vehículos constantemente disponibles para su red de usuarios que tienen presencia en el centro de Madrid, en varios parques empresariales de los alrededores de la comunidad y en el centro de Bilbao.
El Carsharing es un servicio de transporte completamente innovador que consiste en el pago por el uso puntual de vehículos. Es fácil de utilizar y reduce los costes de movilidad, ya que no hace falta poseer un automóvil propio con todos sus gastos anuales. Sólo se paga cuando se usa. Con este servicio es posible olvidarse del coche privado para siempre. El carsharing permite cubrir las necesidades puntuales de transporte de los ciudadanos: los usuarios no usan un vehículo privado, incentivando el uso del transporte público y mejorando los problemas de aparcamiento característicos de las grandes ciudades.